Villa de la Quebrada – Capilla de Villa de la Quebrada

En Villa de la Quebrada (a 40 kilómetros de la capital provincial) se encuentra el crucifijo que perteneció a Don Tomas Alcaraz, quien lo encontró en escondido en un viejo algarrobo. A causa de este hallazgo decidió construir la capilla. Con el tiempo la capilla fue reformada pero a su lado, en el lugar del hallazgo, se dibuja el Vía Crucis con catorce esculturas de tamaño natural, en mármol de carrara, obra del artista italiano Nicolás Arrighini.