Una multitud peregrinó a Chimpay para honrar al beato Ceferino

Una multitud, estimada en 20 mil personas, peregrinaron el domingo pasado a la localidad rionegrina de Chimpay para venerar al beato Ceferino Namuncurá, en el marco de los actos por el 124º aniversario de su nacimiento que llevaron por lema “Una Patria para todos”.

Los peregrinos provenientes de parroquias de las diócesis de conforman las provincias de Río Negro, Neuquén y La Pampa, salieron desde el paraje donde se levanta la Cruz del V Centenario, para recorrer seis kilómetros hasta el Parque Ceferiniano, de Chimpay.

La misa central fue presidida por el obispo de Viedma, monseñor Esteban Laxague, quien destacó que “el mensaje de Ceferino es, hoy más que nunca, que debemos dejar de lado el orgullo y buscar con humildad los caminos del encuentro en las causas comunes, para que no haya más excluidos, con trabajo para todos y con valores más humanos”.

También hubo otra misa, en castellano y mapuche, en el paraje San Ignacio, en cuyo asentamiento indígena se conserva los restos del Beato.

Ceferino Namuncurá nació en Chimpay el 26 de agosto de 1886 y fue beatificado el 7 de noviembre de 2007.

Reliquias en Ituzaingó

La capilla Ceferino Namuncurá, del partido bonaerense de Ituzaingó, recibió el sábado reliquias del “Lirio de las Pampas”, que quedarán en ese templo de la diócesis de Morón para que sean veneradas por los devotos del beato indígena.

Las reliquias fueron llevadas hasta la capilla de San Fernando y Portugal, en el barrio San Alberto, por las paisanas y paisanos del Círculo Criollo El Rodeo de Puente Márquez

Fuente: aica.org