Renca – Capilla de Renca

A 137 kilómetros de la capital puntana, se venera una replica del madero donde la naturaleza forjó la imagen de Cristo. Sobre la capilla de Renca, Jesús Liberato Tobares en su libro “Noticias para la historia de los pueblos de San Luis”, expresa que en 1735 ya estaba creada y fue declarada parroquia en 1764, siendo el primer cura párroco el Presbítero Juan Francisco Regis Becerra. En abril de 1947 el poeta Polo Godoy Rojo publicó un artículo en el diario “El Heraldo de San Luis” donde señala que “la capilla antigua, modestísima construcción de adobe, hallábase deteriorada de tal manera que se hacía necesario derrumbarla a fin de evitar males mayores”. Mientras tanto el Señor de Renca quedaba provisoriamente depositado en una pieza cedida por el vecino Bernardo Domínguez, A tal efecto de la construcción de la capilla se formó una comisión que quedó integrada por el sacerdote Juan A. Alvarez como presidente, Santos Allende, Moisés Mendoza, Ramón Lucero, Benjamin Allende, Martín Lucero y Bernardo L´Aigle.