Buenos Aires – Peregrinación a San Nicolás

 

La Virgen señala mediante un rayo de luz un lugar junto al Río Paraná (llamado “El Campito”), para que se construya un Santuario, que ella misma diseña a través de los mensajes entregados a la vidente. Se levanta entonces un gran Templo (que aún no ha sido culminado) exactamente en el lugar señalado por la Reina del Cielo, como centro de veneración a María, verdadera intercesora y camino perfecto para llegar a Su Hijo, Jesús. El lugar es visitado en forma permanente en peregrinación, con mayor afluencia de fieles los días 25 de cada mes, y mediante una gran multitud que se concentra los días 25 de Setiembre de cada año, en el aniversario de la aparición.