Peregrinación a Nuestra Señora de Aparecida

El 5 de mayo de 1743, se comenzó a construir un templo, que se inauguró el 26 de julio de 1745, venerando a la Virgen bajo la advocación de Nuestra Señora de Aparecida. El 8 de setiembre de 1900, se organizó la primera romería contando con unos cientos de personas. La imagen fue coronada solemnemente en 1904, por don José de Camargo Barros, obispo de Sao Paulo. El 16 de julio de 1930, Pío XI declaró a Nuestra Señora de Aparecida Reina y Patrona de Brasil. El día 4 de julio de 1980, el Papa Juan Pablo II visitó el santuario, concediéndole el título de Basílica.