Monasterio de Güigüe

Los cuatro primeros monjes benedictinos de la Congregación de Santa Otilia llegó a Venezuela el día de Pascua Lunes, 2 de abril 1923. Su propósito era tomar el control y desarrollar el santuario de St. Joseph y el hogar para niños pobres que se había iniciado en Caracas por el Padre Santiago Machado, un sacerdote de la diócesis de Venezuela. Este asentamiento monástico fue elevado al rango de priorato conventual en el dieciséis de junio de 1947 y se convirtió en una abadía en el siete de diciembre de 1963.