Merlo – Capilla de los Romero

Forma parte del grupo de oratorios particulares que se encontraban en los núcleos poblacionales pequeños a comienzos del siglo pasado. Cuenta la historia, que Felipe, el hijo menor de la familia Romero, un niño introvertido y muy creyente, le pide a su padre un lugar para orar y poner allí los cuadros con santos que él mismo pintaba. Así surge este oratorio, y ya hacia 1920 los vecinos comienzan a reunirse para la Novena en “la Capilla de los Romero”.