Fiesta de la Virgen del Carmen (Paucartambo)

La entrada de esta fastuosa fiesta comienza el 15 de julio, se da inicio con el estallido de un cohete, el mismo que es contestado por cameretazos y repique de campanas, la interpretación de dianas a cargo de las bandas musicales; seguidamente se efectúa la entrada de comparsas y el “cera apaycuy”, la noche es oportuna para iniciar el “qonoy” o fogata, donde los Q’olqas, los Chunchus y los Maqtas escenifican el purgatorio, haciendo alarde de sus picardías, carreras y saltos acrobáticos. A partir de las 22:00 horas el Prioste con su banda de músicos y comparsas dan la serenata a la Virgen, interpretando el “punchauniykipi”, hasta el amanecer del día 16 que es el día central de esta hermosa festividad que es visitada por sus fieles que llegan de diversas partes del Perú y del mundo, la mamacha Carmen convoca verdaderas masas humanas de feligreses.

El día central comienza las 5 de la mañana del día 16 de julio con una misa de Aurora y a las 10 de la mañana la esperada misa de fiesta donde resaltan hermosas canciones de los Qollas y los Qhapac negros, concluida la misa de fiesta, las comparsas danzan en calles y plazas; bajo la autoridad del Prioste se realiza el “bosque” donde los Qollas desde un balcón arrojan muñecas y muebles en miniatura. Llegado el mediodía en la casa del “Prioste” se distribuye el “once”, entre los fundadores, danzarines y músicos de todas las comparsas.

La gran procesión de la virgen del Carmen se da inicio a las 3 p.m. y en los tejados y balcones, los saq’ras esperan a la “mamacha”, haciendo además de esconderse. El 17 de julio es el día de la “Bendición y guerrilla” , después de la misa y bendición , las comparsas se dirigen al cementerio en pasacalle para visitar a los danzarines fallecidos en medio de cánticos y recuerdos. Luego de ello la gran caravana visita la cárcel para ofrecer momentos de regocijo a los enclaustrados. En la tarde se realiza la segunda procesión recorriendo el tramo del puente Carlos III, en este lugar la Virgen imparte su bendición a los cuatro suyos. Concluida la procesión la población se dirige a la plaza para asistir a la tradicional guerrilla entre los “Qollas” y los “Antis”, en esta ocasión también participan los “Saqras” y “Wakas wakas”, después los asistentes participan en una “Qhaswa” o fiesta generalizada.

El 18 de julio la Virgen es colocada en el bautismerio del templo, a cuyo pie se realiza el tradicional “ocarikuy”, que consiste en la representación de niños y adolescentes para ser bendecidos por el sacerdote. A las 4 de la tarde culminan los festejos con una bendición de la Virgen a la población.

El 19 de julio es el día de la “entonación”, a las 11 de la mañana la mamacha Carmen es colocada en su altar donde se le cambia con la ropa de “Chamba”, ceremonia especial protagonizada por los “priostes” salientes y entrantes. En síntesis, la festividad es muy fastuosa, variada y colorida, oportunidad donde se lucen las siguientes comparsas: Maqtas, Auquachileno, Contradanza, Danzaq, Chunchachas, Chukchu, Kachampa, Majeño, Panadero, Qhapac negro, Qhapac chuncho, Qhapac Qolla, Qoyacha, Saqra, Siclla Huayra o Doctorcito y Waca Waca.

Fuente: cuzcotravelguide.com