Fallece el cardenal Noé, decisivo para la liturgia tras el Vaticano II

Era arcipreste emérito de la Basílica de San Pedro

CIUDAD DEL VATICANO, domingo 24 de julio de 2011 (ZENIT.org).- La Santa Sede ha informado del fallecimiento, en la mañana de este domingo, a la edad de 89 años, del cardenal italiano Virgilio Noé, arcipreste emérito de la Basílica de San Pedro y vicario general emérito del papa para la Ciudad del Vaticano.

Nacido en la diócesis italiana de Pavía, en 1922, tras una larga formación en liturgia, historia eclesiástica e historia del arte en varias universidades pontificias de Roma, fue nombrado por el Papa Pablo VI, en 1969, subsecretario de la entonces nueva Congregación para el Culto Divino, que debía aplicar la reforma litúrgica promovida por el Concilio Vaticano II.

En 1970, es nombrado maestro de las Ceremonias Pontificias aplicando estas transformaciones en la celebración de las canonizaciones, beatificaciones, los ritos funerarios pontificios y la apertura y cierre de la puerta santa con motivo del jubileo de 1975.

En 1982, durante el pontificado del Papa Juan Pablo II, fue nombrado secretario de la Congregación para la Disciplina de los Sacramentos y el Culto Divino y, en 1989, coadjutor del cardenal arcipreste de la Basílica vaticana, de la cual sería titular en 2002. Juan Pablo II lo creó cardenal en el consistorio de 1991.

Con la muerte del Cardenal Virgilio Noé el Colegio Cardenalicio queda conformado por 195 purpurados de los cuales 114 electores y 81 que no participarían en un eventual cóncolave por haber cumplido los 80 años.

Fuente: http://mariooweb.wordpress.com