CUAltos llevará a cabo el II Encuentro de Turismo Espiritual (México)

El turismo religioso representa una de las derramas económicas más importantes de Jalisco, pues la visita de cerca de 11 millones de peregrinos y visitantes deja alrededor de 330 millones de dólares al año.

Sin embargo, la mayoría de las poblaciones que albergan los sitios religiosos más visitados, ubicados sobre todo en la zona de los Altos de Jalisco, carecen de infraestructura hotelera y de servicios suficientes para que los turistas se interesen en conocer más de esta región, aseguró el académico de la Universidad de Guadalajara, Rogelio Martínez Cárdenas.

El jefe del Departamento de Estudios Organizacionales del Centro Universitario de los Altos, con sede en Tepatitlán, señaló que aunque poblaciones como Talpa de Allende, san Juan de los Lagos y Santa Ana reciben cada año a millones de visitantes, éstos permanecen unas horas y sólo uno de cada 4 pernocta en esos lugares.

“Esto nos indica que no se está planificando este tipo de turismo, porque no hay urbanizaciones, hoteles suficientes ni servicios de salubridad y seguridad para ofrecerles además de que no se difunden los atractivos turísticos que hay en la región y que pudieran propiciar que los peregrinos decidan quedarse a conocerlos”, dijo Martínez.

En rueda de prensa para dar a conocer el segundo Encuentro de Turismo Espiritual “Una alternativa de desarrollo para las regiones”, que tendrá lugar del 14 al 16 de marzo en el CUAltos de la UdeG, Martínez Cárdenas puso como ejemplo el poblado de Santa Ana, que alberga el santuario de Santo Toribio Romo y en el que sólo habitan 400 personas, quienes reciben cada año a 500 mil turistas de México y de Estados Unidos.

También San Juan de los Lagos carece de infraestructura hotelera y de servicios para recibir hasta 2 millones de peregrinos de todo el mundo, o la colonia El Bethel que durante las festividades de la Iglesia de la Luz del Mundo se ve rebasada por la llegada de varios cientos de miles de feligreses que tienen que hospedarse con sus familiares o amigos cercanos a la iglesia.

Ello indica la necesidad de estrategias que permitan no sólo dar buenos servicios a los turistas, sino que esta derrama económica que en promedio es de 300 pesos por persona, sea incrementada y aprovechada al máximo por los pobladores de cada localidad de manera que se propicie un verdadero desarrollo, señaló la académica del CUAltos, Gizelle Macías González.

“Tenemos que empezar a involucrar a la gente, a los empresarios y a las autoridades de la región para planificar las estrategias de turismo y propiciar un mayor crecimiento y beneficios para todos”, indicó.

Este será uno de los temas que serán debatidos en el segundo Encuentro de Turismo Espiritual “Una alternativa de desarrollo para las regiones” en el que participarán 26 investigadores y especialistas de países como España, Portugal, Brasil, Costa Rica, Cuba y México, que expondrán las experiencias de crecimiento de otros sitios religiosos.

Este congreso será gratuito, previo registro en la página http://www.cualtos.udg.mx/turismo-religioso/registro

Fuente: sdpnoticias.com